El Arte Marcial del Tercer Milenio · info@nanbudospain.com

Yoshinao Nanbu nace en febrero de 1943, en Kobe, JAPÓN. En esa época las artes marciales en Europa eran desconocidas a excepción del Judo y Ju-Jitsu. Su bisabuelo era un conocido y famoso Sumotori (luchador de sumo) Yokozuma Kochikan Tanigoro y su padre, 5º Dan de judo, daba clases en el dojo de la policía local de Kobe y en la región de Kansai, al sur del Japón.

Con estos antecedentes y unas dotes especiales que posee para las artes marciales le llevaron a conseguir una carrera plagada de triunfos y convertirse en el gran MAESTRO, reconocido internacionalmente, que es en la actualidad. 10º Dan Doshu Soke, fundador del Nanbudo.

Comenzó su formación como budoka con su padre con la práctica del Judo, a la temprana edad de 5 años y tras su ingreso en la escuela municipal aprende Kendo, bajo la tutela de su tío. Su concienzuda preparación en las artes marciales forma parte de su educación. Sin grandes dificultades pero con gran regularidad, Yoshinao consigue importantes éxitos.

Más tarde empieza a estudiar la biblioteca de su padre formada por numerosos libros de otras disciplinas marciales: Tonfa, Nunchaku, Sai, Bo, etc. Llega el día de los estudios superiores y de su admisión en la facultad de ciencias económicas en Osaka. Por estas fechas tenía 18 años.

Tras su ingreso y como en otras universidades, era obligatoria la práctica de algún arte marcial. En esta universidad había tres clubs, uno de Judo, otro de Kendo y otro de Karate, Yoshinao opta por el último a pesar del disgusto de su padre que se siente desolado. Pero Nanbu, está atraído por el espíritu del dojo de la universidad, que pone el acento sobre los valores tradicionales de las artes marciales.

Recibe enseñanzas del Maestro Chojirt TANI (10º Dan) que practica y enseña Shito-Ryu, aunque a la vez sigue practicando e interesándose por otras disciplinas, perfeccionando otros estilos como el Shotokan y Goyu-Ryu.

Abordó también la disciplina del Aikido. Sus destacados éxitos en los estudios y su rendimiento en las artes marciales, produjeron por todas partes, admiración y respeto. Fue elegido capitán del equipo de Karate. Gracias a una forma física extraordinaria y a un dominio perfecto de las técnicas, Yoshinao llega a ser el mejor Karateka del Japón.

Con veinte años vivió un gran éxito, fue en 1963, consiguiendo el título del GRAN GENERAL OMAO, medalla al mérito, en el que vence en una competición con 1250 participantes. Entre él y su Maestro TANI deciden que se traslade a Europa a divulgar el Karate.

El Karate que no es tan popular en Europa en esta época, recibe a este combatiente con asombro, ya que vence de manera aplastante en los torneos que participa. Yoshinao Nanbu disputa sucesivamente numerosas competiciones. Entra a participar en la copa de Francia consiguiendo vencer en individuales, es elegido capitán del equipo de la academia francesa de karate y su equipo gana en el campeonato de Francia.

También gana en individuales en el campeonato de Europa, así como en la copa Internacional de Cannes en la que participan siete países.

Respetado por los mejores especialistas de la época, admiran a éste japonés, prodigioso en el barrido y devastador gracias a su patada circular. Sus combates son ganados con espíritu guerrero, recordando en él a los BUSHI (guerreros medievales) de la época japonesa.

Poco después Nanbu decide volver a Japón para acabar la carrera de ciencias económicas, cosa que cumple con una facilidad sorprendente. A partir de este año se entrega completamente a las artes marciales. Se entrevista con los grandes maestros japoneses uno tras otro, iniciándose en todas las técnicas posibles.

Oficialmente está todavía bajo la dirección del Maestro TANI, es decir del SHUKOKAI (escuela creada por Tani a partir del Shito-Ryu). El maestro Tani decía que "Nanbu tenía el genio del Karate" por eso es elegido para extender este estilo.

Nanbu se esfuerza en levantar la organización mundial del Shukokai, cumpliendo con éxito, multiplicando las demostraciones y cursillos por todo el mundo.

Abre Dojos en todo el mundo y es nombrado seleccionador del equipo francés.En 1969 el maestro Tani le propone ocuparse de la organización de los 3º Campeonatos del Mundo de Karate que serían para el mes de octubre en París.

Al día siguiente al campeonato, Nanbu rompe con el Shukokai, puesto que se da cuenta que está dirigido fundamentalmente hacia la competición y sus adeptos terminaban por no practicar otras técnicas que no fuesen las más puntuadas, dejando de lado otras técnicas más trabajosas de realizar en competición.

Decide volver a Japón y después de varios meses de reflexión encuentra la solución creando el primer paso hacia el Nanbudo, "el SANKUKAI", su significado "escuela de los 3 elementos" se debe a la unión de la tierra, luna y sol o cuerpo espíritu y mente.

Nanbu se encamina a flexibilizar el Karate, ya que en el Sankukai la base es la esquiva, que reemplaza en muchos casos a los bloqueos o los ataques y contraataque, haciendo un Karate más flexible y rápido. El Maestro considera el Sankukai como una etapa hacia la madurez, lo que más adelante será el NANBUDO.

En 1972 a la edad de 29 años, recibe una invitación del Ministerio de deportes de España, reuniéndose allí todas las escuelas de Karate españolas y preside el comité de exámenes para otorgar la acreditación de aquellos maestros orientales y occidentales que desean dar artes marciales en nuestro país (Karate, Judo, Taekwondo). En este acto le atribuye al entonces Príncipe Juan Carlos de Borbón, el 5º DAN honorífico de Karate.

Durante los siguientes años Nanbu hace cursillos por todo el mundo.

siguiente página >>



© 2010 Asociación Española de Nanbudo 'Taiso'